La importancia de Israel para el creyente gentil

Volviendo a la senda antigua…

 Una de las mayores razones por la cual los Judíos creyentes en Yeshua no se acercan al sistema “cristiano gentil”, es porque este esta influenciado por bases romanas, hay mucho desconocimiento del origen de la fe hebrea y un ambiente antagonista hacia todo aquello que sea Judío o Hebreo. Es decir, que si bien estos Judíos creen en que Yeshua es el hijo del Elohim, y aceptan a Yeshua como el Mesías de Israel, estos no pueden concordar con muchas practicas y doctrinas que en el cristianismo se profesa. Como por ejemplo, no se concuerda con el rechazo que existe en parte del sistema cristiano hacia la observancia de la Torah como un libro que sigue aun en vigencia en muchos sentidos incluso para el mundo gentil, la doctrina de la trinidad, credo en el que la mayoría de los sectores del cristianismo se fundamenta, que va contra el primer y mas grande mandamiento, “el shema”. (Deut. 6:4). Y un sin numero de doctrinas influenciadas directamente por el paganismo romano. Por otra parte estamos todos los gentiles que nos consideramos, no Judíos, sino mas bien Israelitas, parte de la nación y el pueblo de Elohim, que también rechazamos y no aprobamos el gran desconocimiento que hay en el sistema cristiano del origen de la fe en Yeshua, que es hebreo, debido a la apostasía por sustitución que fue adoptada tiránicamente por los creyentes del siglo 2 d.M.

 Algo mucho más potente ocurre cuando hablamos de aquellos judíos que rechazan a Yeshua como el Mesías, ellos sienten un gran rechazo a todo aquello que tenga que ver con el cristianismo y con Yeshua. Para ellos todos los gentiles no somos más que paganos adoradores de un ser falso. Pensamiento que sin duda es generado a causa del gran sistema apostata que viene de Roma. Todo este comportamiento de rechazo al mundo gentil es producto de dos cosas. Primero a causa del gran antisemitismo que existe en el mundo gentil, es decir existe un gran rechazo a todo aquello que sea de Israel, este desprecio a sido promocionado por grandes antisemitas a lo largo de la historia de la humanidad, donde sin duda alguna uno de los mayores responsables de todo este rechazo gentil a Israel es la iglesia católica y últimamente en el siglo 20 el movimiento nazi, el cual por medio de Hitler, el Fiurer Nazi el cual asesino a mas de seis millones de Judíos en la Segunda Guerra Mundial, también propago en cierto tiempo con el apoyo del vaticano, el odio al pueblo Judío. (Vaya a: “El Vaticano apoyo la guerra mundial” ) . En segundo lugar estos Judíos rechazan al mundo gentil porque nosotros en cierta manera creen ellos, nos hemos tomado de su supuesto derecho de tener un Mesías. Pues ahora ese derecho o más bien ese privilegio esta sobre nosotros. El Mesías que les fue prometido a ellos,  lo rechazaron y lo rechazan aun, al cual también mandaron a matarle por mano de los romanos. De hecho el Talmud Judío libro escrito por maestros y rabinos Judíos, contiene frases de gran desprecio y odio hacia al mundo gentil. Otra razón, por las cual los Judíos rechazan a Yeshua es por que ellos esperaban a un Rey que traería un gobierno y una paz física y eterna para el pueblo, cosa que Yeshua en su primera venida nos dio pero en el sentido espiritual, pues el en su primera venida se nos presento como siervo y cordero, “Varon de dolores” dice la torah. Yeshua en su segunda venida la cual será con poder y gloria, y donde el vendrá como Rey y Juez, completara en todo los sentidos el rescate a Israel que crea en su nombre y el rescate final y completo también al gentil.

 Ahora bien, ¿Somos enemigos de Yisrael? Para ver si nosotros mismos hemos caído en alguna actitud antisemita, veamos, que significa esta palabra. Según el diccionario de La Real Academia Española, se nos dice lo siguiente:

 Antisemita: Enemigo de la raza hebrea, de su cultura o de su influencia.

 ¿Es usted enemigo de la raza hebrea, le suena fuerte oír algo de origen hebreo, no le agrada su influencia, ni cultura? Si es así, usted es un antisemita, sino lo es, usted debe cumplir con lo dicho en la torah y el propósito de Elohim, ser parte de Yisrael. Pero sigamos. No obstante todo esto, que sucede en el mundo gentil, con todo este antisemitismo, para la verdadera congregación de Yeshua, Israel en el desarrollo espiritual, doctrinal y físico, es trascendentalmente importante. Pues los que somos parte de esta verdadera congregación, no podemos rechazar a Israel, sino que debemos ser parte de él, injertados al olivo natural, pues ahora somos pueblo cuando no éramos pueblo, somos injertados a la vid natural cuando pertenecíamos a otro árbol, hemos sido hechos hijos de YHWH cuando por naturaleza éramos hijos de Satán, y además de un sin fin de promesas que hemos alcanzado, que en primera instancia y a simple vista solo le pertenecían al pueblo Hebreo, mas ahora por Yeshua también son de nosotros. (Rom. 11).

 “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Elohim; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Elohim” (Juan 1:11-13)

 “Yeshua y los enviados fueron Judíos”

 Una de las principales razones de la importancia de Israel para la Iglesia del mundo gentil, es que Yeshua fue Judío. Nuestro Mesías Yeshua, no es el Mesías de los griegos, ni de los romanos, ni de ninguna otra nación que no sea Israel. Yeshua es el ungido del Elohim de Israel, cualquier otro Mesías para el creyente gentil, es un ungido falso. Recordemos lo que nos escribió el Apóstol Shaul/Pablo, que no debíamos recibir a un Yeshua diferente al cual ellos habían predicado. Si nosotros hoy recibiésemos a un Yeshua distinto al judío, entonces estaríamos apostatando, pues seria un Mesías distinto al verdadero, el cual es Judío.

  “Porque si viene alguno predicando a otro Yeshua que el que os hemos predicado,  o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido,  u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis” (2Co 11:4)

Cabe decir además, que los primeros enviados o apóstoles, no fueron personas nacidas de distintas naciones, sino que todos fueron judíos. Es decir, que cuando leemos las cartas de los apóstoles, las leemos bajo un contexto bíblico y escritural escrito por personas de origen totalmente hebreo. Cuando ellos hablaban acerca de algo cotidiano lo hacían bajo el contexto histórico hebreo, cuando hablaban de las profecías escritúrales lo hacían bajo la interpretación hebrea, la cual por su puesto les había sido perfeccionada por el Mesías Yeshua y su espíritu. Cuando ellos hablaban acerca de la resurrección de entre los muertos, sobre el estado del alma después de la muerte, sobre la naturaleza del Mesías Yeshua y su Padre YHWH, sobre todos los temas de controversia bíblica que hoy existen, lo hacían todo bajo el contexto hebreo, no bajo influencias paganas, romanas o griegas, menos bajo. Es por eso, que en cuanto a la interpretación bíblica de las cartas escritas por los primeros enviados, no podemos menospreciar el contexto hebreo sobre el cual ellos escribieron y no podemos olvidar que estos doce hombres de Elohim fueron todos de nacionalidad Judía.

La salvación viene de Israel…

La salvación del mundo gentil, no viene de otro pueblo que no sea el de Israel. Dado que Yeshua es Judío, el mismo Mesías reconoce que esa salvación viene de Israel, por ser él Israelita.

“Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos;  porque la salvación viene de los judíos” (Juan 4:22)

Son sorprendentes las palabras de Yeshua, cuando el dice a la mujer Samaritana: “Nosotros adoramos lo que sabemos” Pues evidentemente a los samaritanos que son parte de Efraín,  las tribus de Yisrael que apostataron, no les había sido confiada la palabra de Elohim, por a ver a abandonado la fe pura en el Creador, pero si a los Judíos que se mantuvieron en la esperanza. Por eso es que Yeshua le dice a la mujer samaritana: “Vosotros adoráis lo que no sabéis” Esto mismo sucede cuando un gentil quiere entender las escrituras que han sido escritas bajo un contexto hebreo y las comprende bajo un contexto romano o griego que a heredado de las religiones de occidente, bajo la influencia de la poderosa religión católica. La cual siendo una de las mayores entidades antisemitas del mundo ha tomado las escrituras y las a interpretado en base a pensamientos filosóficos paganos provenientes de Roma y Grecia. Por eso es de suma importancia que el creyente gentil del siglo 20, mire al Yeshua judío y a Israel de los apóstoles, como los puntos de referencia para una fe sana.

La salvación viene de los Judíos, porque Yeshua fue Judío y nació en Israel y porque gracias a la desobediencia de Israel a podido llegar la misericordia de Elohim al mundo gentil, para que ahora este creyente gentil sea parte de Yisrael. Veamos que nos dicen las escrituras.

“Verdad digo en el Mesías,  no miento,  y mi conciencia me da testimonio en el espíritu santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de del Mesias, por amor a mis hermanos,  los que son mis parientes según la carne; que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas; de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino el Mesías, el cual es Elohim sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén. (Romanos 9:1-5)

“Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su trasgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. Y si su trasgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? (Romanos11:11-12)”

“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, Cuando yo quite sus pecados”(Romanos 11:25-27)

“Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Elohim,  pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos, así también éstos ahora han sido desobedientes, para que por la misericordia concedida a vosotros,  ellos también alcancen misericordia. Porque Elohim sujetó a todos en desobediencia,  para tener misericordia de todos. ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Elohim! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque  ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas.  A él sea la gloria por los siglos. Amén.” (Romanos 11:30-36)

Tal como escribe el Apóstol Shaul/Pablo al finalizar el capitulo 11 de Romanos: “¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque  ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado?” Es sorprendente ver como es que el Altísimo ha sujetado a todos los hombres en desobediencia, con tal que él en su amor, pueda tener misericordia de todos aquellos que son sus escogidos. Los gentiles ahora hemos alcanzado la misericordia de Elohim, pero los Israelitas que rechazan a Yeshua están sujetos a desobediencia, hasta que entre la plenitud de los gentiles, una vez que esto suceda TODO ISRAEL SERÁ SALVO, es decir, todo el verdadero Israel de Elohim, que esta compuesto por Judíos e Israelitas de origen gentiles, que reciban a Yeshua como el Mesías prometido y el Rey soberano.

Les fue confiada la palabra de Elohim y los ritos

La hermosa palabra de Elohim, no le fue confiada a la Iglesia Católica Romana, como en algún tiempo ellos presumieron demostrar, cuando abusaron del poder que tenían sobre los pueblos gentiles y la manipularon, prohibiendo al clero leer las escrituras, teniendo solo acceso a ellas solo los sacerdotes mas encumbrados de su sistema eclesiástico. No, pues las escrituras le fueron confiadas y entregadas al pueblo Judío, bajo ese contexto debemos entender que estas fueron escritas por Judíos inspirados por el espíritu de Elohim,  y sometidos a un sistema lingüístico y histórico absolutamente hebreo. Veamos que nos dicen las escrituras:

“¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿O de qué aprovecha la circuncisión? Mucho,  en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Elohim” (Romanos 3:1-2)

“Verdad digo en el Mesías,  no miento,  y mi conciencia me da testimonio en el espíritu santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de del Mesias, por amor a mis hermanos,  los que son mis parientes según la carne; que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas; de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino el Mesías, el cual es Elohim sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén. (Romanos 9:1-5)

¿Lo puede ver? A Israel le a sido confiada la palabra de Elohim, luego también la alianza, es decir por causa de ellos seremos un solo pueblo que esta conformado entre gentiles y judíos, este es el Israel de Elohim. También les fue mostrado a ellos el culto que era imagen del celestial, las promesas de las cuales hoy también somos participes los gentiles. Los padres de la Fe, son Judíos, desde Isaac fue llamada la descendencia y nació el linaje de Israel que dio también al mas importante descendiente Israelita en cuanto a la carne. a Yeshua el Rey poderoso sobre todas las cosas, cabeza de la iglesia, hasta que entregue el reino y el poder a su Elohim y Padre, el cual es en todos y por sobre todos. Amen.

El gobierno será desde Jerusalén…

La escritura nos dice que vendrá un Rey el cual debe reinar con justicia y equidad desde Jerusalén. Este Rey es Yeshua el Mesías de Israel, el cual cuando vuelva en su segunda venida con poder y gloria, se sentara en el monte de Sion y regirá con vara de hierro junto a su iglesia por mil años desde Jerusalén en el país de Israel. Veamos lo que nos dicen las escrituras:

“Lo que vio Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y de Jerusalén. Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de YHWH como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de YHWH. Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2:1:4)

“Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion,  mi santo monte” (Salmo 2:6)

“Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente” (Apocalipsis 14:1) 

Como podemos ver, en aquel tiempo Yeshua gobernara desde Jerusalén en el monte de Sion, ¿Cómo entonces Israel, no va hacer importante para el creyente gentil? Si Israel no fuera de importancia bíblica ni profética, entonces Yeshua gobernaría desde cualquier otra parte del mundo, que no sea Jerusalén ni el monte de Sion.

El respeto al origen hebreo de la fe…

Para comenzar hablando sobre este punto de la importancia del respeto al origen hebreo de la fe en Yeshua el Mesias, debo invitarle primero a que leamos un pasaje importantísimo que se encuentra en el libro de Romanos. Veamos

“Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles,  honro mi ministerio, por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos. Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión,  sino vida de entre los muertos? Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú,  siendo olivo silvestre,  has sido injertado en lugar de ellas,  y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas;  y si te jactas,  sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti. Pues las ramas,  dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Porque si Elohim no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. Mira, pues, la bondad y la severidad de Elohim; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad;  pues de otra manera tú también serás cortado. Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Elohim para volverlos a injertar. Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Romanos 11:13-24)

Este pasaje es claro respecto al respeto que debe tener el mundo gentil en relación al origen Judío de la fe en el Mesías esperado, este es Yeshua. Note usted las siguientes expresiones en la parábola del Apóstol Shaul/Pablo: “Si las primicias son santas (Los patriarcas), también lo es la masa restante (Israel); y si la raíz es santa (Yeshua), también lo son las ramas (Israel)” Es decir que en el fondo, todo lo que origino la fe de Yeshua, por medio de los patriarcas, Abraham, Isaac, Jacob, los profetas, las profecías, la Torah, etc. Todo aquello que fue y es  de origen hebreo y que es el resultado de lo que hoy vemos y disfrutamos, fue y es puro y santo. Así también lo fue la masa “Israel” que dio origen a la raíz “Yeshua” y si Yeshua que es la raíz de Israel es santa, también lo es Israel, por ser ramas de aquella raíz. Es decir que independiente de todo el pecado y de la incredulidad con la cual actuó Israel en muchos pasajes de su historia reflejada en la escritura, estos son santos, en el sentido de que por ellos tuvo origen la fe en Yeshua el Mesías, por medio de los hombre puros de YHWH que obedecieron y creyeron a lo que el Altísimo les mando que hiciesen, me refiero a los Patriarcas, a los profetas de Elohim, a las mimas escrituras en la Torah y a los doce apóstoles que fueron Judíos, por medio de los cuales nosotros los gentiles hemos heredado la Fe de la buena noticia. Por eso es que el origen de la Fe de la buena noticia, la que comenzó en los judíos es pura y sana, y no debe ser menospreciada por nosotros los gentiles, sino mas bien tomada en cuenta como el gran punto de referencia para nuestras creencias.

El Apóstol Shaul/Pablo dentro de las palabras más importantes de este pasaje nos dice, que si Elohim no perdono a las ramas naturales por su incredulidad, menos nos perdonara a nosotros por nuestra soberbia. Y si Elohim nos injerto a nosotros no siendo partes del árbol natural sino que siendo olivos silvestres, o sea otro árbol de otra especie, con mucha mayor razón volverá a insertar a Israel que es por naturaleza el árbol de Elohim, si creyeren en Yeshua la raíz principal del árbol. Así de esta manera, nosotros debemos respetar el origen hebreo de las cosas en las cuales creemos, Yeshua fue judío, respetemos ese contexto. Los apóstoles fueron judíos, respetemos ese contexto. Las escrituras del antiguo pacto se escribieron en hebreo, por lo tanto respetemos ese contexto santo sobre  el cual a sido inspirada toda la fe resultante de todas estas cosas.

Gentiles y Judíos son el Israel de Elohim…

Ahora bien, todo lo que hemos visto hasta ahora, ¿Nos quiere decir que existen dos congregaciones? ¿Por un lado el pueblo Judío y por otro los gentiles? ¡Por su puesto que no! Lo que aquí realmente sucede, es que para el Altísimo el Israel físico aun existe en el sentido de que en ese lugar el gobernara por medio de Yeshua junto con el Israel de Elohim, y también en el sentido de que el Israel físico es sin duda alguna un marca tiempo en los eventos proféticos mundiales. Es decir; no son dos pueblos distintos, sino que uno solo, el cual gobernara desde Jerusalén, este esta conformado por judíos y gentiles todos creyentes en Yeshua. Ese es el “Israel de Elohim” del cual nos habla Shaul/Pablo. No obstante esto, no son los judíos los que deben de observar el contexto gentil de la fe, sino que son los gentiles los que debemos observar el contexto hebreo de todo lo que tiene relación con la fe de Yeshua. Veamos que nos dicen las escrituras:

“No que la palabra de Elohim haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas”. (Romanos 9:6)

Como podemos ver, los verdaderos Israelitas no son todos aquellos que nacen en Israel, sino que aquellos que lo son en el interior. Sigamos leyendo:

“Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. En aquel tiempo estabais sin el Mesías, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Elohim en el mundo. Pero ahora en el Mesías Yeshua, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre del Mesías. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación” (Efesios 2:11-14)

 Este pasaje es trascendental pues en el, el apóstol Shaul/Pablo nos enseña claramente que Israel y el pueblo gentil, ya no son dos pueblos separados por la circuncisión física, sino que ahora son solo UN PUEBLO. Es decir que el Israel de Elohim que gobernara por la eternidad, es aquel que ha creído en que Yeshua es el Mesías esperado y que por su gracia ha alcanzado la salvación. Judío no lo es aquel que queriendo justificarse, pone como medio de salvación las obras y su nacionalidad, rechazando al único autor de nuestra salvación, al Yeshua judío. Sigamos leyendo:

“Cuando Yeshua vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita,  en quien no hay engaño” (Juan 1:47)

Es decir que un verdadero Israelita es una persona en la cual no hay engaño. alguien que a pesar de no ser de origen hebreo, respeta la fe hebrea, guarda los mandamientos, ama a Elohim y cree en Yeshua el Mesías de Israel. Los fariseos en los tiempos de Yeshua decían ser hijos de Abraham y por aquello creían justificarse y ser salvos ante Elohim. Sin embargo Yeshua les respondió que aun de las piedras el podía levantar hijos de Abraham. El Señor Yeshua fue mucho mas claro con ellos y les dijo, vosotros sois hijos de vuestro Padre el Diablo. ¿Que nos quiere decir esto? Que no se es hijo de Elohim por la sencilla razón de ser Judío, sino que se es hijo de Elohim cuando se acepta Yeshua como el Mesías y como el hijo de Elohim en obediencia guardando los mandamientos de la torah de Elohim. Cuando no hay engaño en el corazón, se es verdadero hijo de Elohim el Padre y un verdadero Judío. Sigamos leyendo:

“Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Elohim” (Romanos 2:28-29)

“Porque en el Mesias Yeshua ni la circuncisión vale nada,  ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Elohim” (Galatas 6:15-16)

¿Lo puede ver usted? En Yeshua ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, SI NO QUE UNA NUEVA CREACIÓN. Es decir, que el judío nada obtiene, aunque le haya sido confiada la palabra, aunque sea de descendencia judía, aunque se halla circuncidado, etc., si no cree que solo el sacrificio de Yeshua le puede hacer salvo. Así también el gentil, si se jactara de no tener que guardar ciertas cosas, de nada le serviría si no fuera una nueva creación en Yeshua. Por eso que en cuanto a ser salvos y hacer parte del pueblo de Elohim. No sirve de nada las obras o la genealogía por la cual se nazca, sino que la fe en Yeshua, la cual si es verdadera traerá consigo lo que dice el Apóstol Shaul/Pablo, una nueva creación. Sigamos leyendo:

“Simón ha contado cómo Elohim visitó por primera vez a los gentiles,  para tomar de ellos pueblo para su nombre” (Hechos 15:14) 

“Como también en Óseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, Y a la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Elohim viviente” (Romanos 9:25-26)

 “No ha desechado Elohim a su pueblo, al cual desde antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura,  cómo invoca a Elohim contra Israel,  diciendo: Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y sólo yo he quedado, y procuran matarme? Pero ¿qué le dice la divina respuesta?  Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal. Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia” (Romanos 11:2-5)

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Elohim, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Elohim; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia” (1Pe 2:9-10)

Estos últimos pasajes que hemos leído nos enseñan de manera enfática y clara que ahora en este tiempo, solo existe UN PUEBLO DE ELOHIM, el cual esta confortado por gentiles y Judíos, los cuales han creído a Yeshua y obedecen sus mandamientos, es inspirados en la torah guardan los mandamientos que el Padre a inscrito en nuestros corazones por medio de su espíritu. Este pueblo de Elohim es el “Israel de Elohim” del cual habla el apóstol Shaul/Pablo, pues cuando seamos salvos, no solo los Judíos de descendencia física serán llamados el pueblo de Elohim, si no mas bien, todos los salvos de todas las lenguas, tribus, pueblos y naciones, será llamados el Pueblo de Elohim. Vuelvo a repetir, estos son EL ISRAEL DE ELOHIM. AMEN.

Si bien existe un gran desprecio hacia lo Hebreo y Judío, promocionado por el mayor ente cristiano apostata por su puesto, la Iglesia Católica Romana, la verdadera Iglesia de Yeshua debe de amar a Israel, y desechar toda actitud antagonista y antisemita.

Israel es importante para el gentil, pues de ellos viene la salvación, la cual es Yeshua. Además de que Elohim les sujeto a desobediencia, con tal de tener misericordia de todos los gentiles que deben completar la plenitud de la salvación. Desde Jerusalén en el monte de Sion Yeshua gobernara junto con su pueblo Israel, por eso es que también Jerusalén e Israel es de suma importancia para el pueblo gentil. El origen de toda la fe, no tuvo lugar en otras naciones ajenas a Israel, por eso es que la asamblea de Yeshua para ser sana en doctrina, debe tomar como referencia importantísima todo el contexto hebreo sobre el cual fueron escritas las escrituras, y por quienes fueron escritas, los cuales también fueron judíos.

El creyente gentil y el creyente judío, ahora en este tiempo, conforman el verdadero Israel de Elohim, al cual el salvador Yeshua vendrá a salvar completamente pues lo esperan. Es decir que aquellos judíos y gentiles que creen en Yeshua, forman un solo pueblo, ese es llamado en las escrituras “el Israel de Elohim”. Cuando Yeshua vuelva TODO ISRAEL SERÁ SALVO, esto quiere decir, que serán salvos todos los judíos que reconozcan en Yeshua como al ungido de YHWH, pues en ningún otro hay salvación. No quiere decir de ninguna manera que Israel el pueblo físico, será salvo por el solo hecho de ser Israel el pueblo físico, ¿Me comprende? Ellos no tienen asegurada la salvación, por ser Judíos físicamente hablando, pues no olvidemos que nadie puede ser salvo si no reconoce primero que Yeshua es el hijo del Altísimo. Amen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: